top of page

Arrástrame al infierno

Con “El despertar de los muertos” (1981), Sam Raimi se convirtió en un director de culto para los fanáticos del terror. Después, su labor al frente de la trilogía de Spiderman lo colocaría en un lugar privilegiado luego del éxito de crítica y taquilla de la franquicia. Antes de confeccionar la cuarta entrega, que al final ya no sucedió, Raimi regresó a sus orígenes con “Arrástrame al infierno”.



Al más puro estilo del terror clásico y alejada de la saturación del cine de terror actual, “Arrástrame al infierno” tiene por protagonista a Christine Brown (Alison Lohman), una joven ejecutiva de cuentas que ve su oportunidad de asegurarse un asenso al demostrarle a su jefe que puede ser dura cuando la señora Ganush (Lorna Raver), una gitana con un ojo ciego, dentadura postiza, dudosa higiene y ladrona de dulces, acude a pedir una segunda prórroga. Christine le dice que no es posible. La anciana le ruega. La decisión ha sido tomada. Humillada Ganush la sentencia con la maldición de la Lamia. Christine tiene tres días para liberarse o será literalmente arrastrada al infierno.


Raimi construye desde el primer momento y con el logotipo antiguo de los estudios Universal una inquietante atmósfera. Algo malo está por suceder. Lo indican los sonidos. Lo muestran los lugares. El detonante es pertinente, incluso irónico, en tiempos de crisis económica. Lohman, a sus casi treinta años, es lo suficientemente dulce, educada y vulnerable para tener al espectador de su lado. Es una buena actriz que merece mejores oportunidades y que, a pesar de constantemente demostrar su talento no, ha conseguido saltar a las grandes ligas. La némesis que Raver interpreta representa justo lo opuesto. La señora Ganush llega a provocar lástima pero nunca deja de generar repulsión. Justing Long cumple como el novio que a pesar de no creer del todo en lo que le pasa a su novio la apoya. Para los mexicanos es especial la presencia de Adriana Barraza como la bruja que intenta contrarrestar la condenación.


“Arrástrame al infierno” se nutre de la mitología y el simbolismo y se sostiene de la creencia en lo sobrenatural, pero además, se revela cuando pone sobre la mesa los límites que se estaría dispuesto a alcanzar con tal de librarse del mal... si eso es posible. Este regreso de Raimi al género que lo vio nacer es muestra de su obra más personal y un buen tentempié para los amantes de lo siniestro. Tras abrir boca sólo queda pedir que se cumpla con la promesa del título.


Drag me to Hell

EE.UU. 2009


Director: Sam Raimi.

Reparto: Alison Lohman, Justin Long, Lorna Raver, Adriana Barraza, Dileep Rao.

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Comments


bottom of page