Amélie

A Gely, “it’s better to help people than garden gnomes” Amélie

Inocencia, detalles, magia y milagros.

A los seis años, Amélie Poulain (Audrey Tautou) vio limitado su mundo como consecuencia de un mal diagnóstico médico. La niña fue calificada con una afección cardiaca; el resultado, el cuidado exagerado y restrictivo de sus excéntricos padres. Varios años después, libre e independiente, Amélie se desliza por las calles como un pequeño ratón. Su vida no parece tener mayor sentido ni ningún ápice especial, hasta que su curiosidad, el ocio y el aburrimiento la llevan a realizar pequeñas bromas y contribuciones a la vida de otros. Amélie es una voyerista silenciosa, invisible, pero activa. Sus pequeñas acciones tienen grandes resultados. Uno a uno la satisfacen, uno a uno se complica, uno a uno la acerca a su corazón; uno que no será tan fácil de resolver.



“Amélie” es una agradable comedia que cosechó cinco nominaciones al premio de la Academia incluyendo Mejor Película Extranjera, Guion Original y Dirección de Arte. Su equivalente francés, el César, la reconoció con las estatuillas a la Mejor Película, Mejor Director, Mejor Música y Mejor Diseño de Producción, además de nominarla en otras nueve categorías. La cinta es obra de Jean-Pierre Jeunet, quien antes codirigiera “Delicatessen” con Mark Caro, y quien debuta en solitario con la inventiva, peculiar y entrañable “Amélie”.


Con un encanto peculiar, “Amélie” es el tipo de película que no pasa desapercibida. Desde el inicio la fotografía, los escenarios y el tono la ubican dentro del campo de lo plausible y lo especial. Gran parte de su encanto se le debe a una historia creativa, a su protagonista y al justo equilibrio de encanto, cursilería y humor. En “Amélie” se puede hablar de todo, se puede ver todo, pero de una manera en que nada es ni demasiado rosa, ni dramático o cruel. En el mundo de “Amélie” todo es posible; lo bueno y lo malo coexiste en armonía... ése es el mérito de su reparto y sobre todo de Audrey Tautou, actriz con quien Jeunet repitiera mancuerna en “Amor Eterno”.


Lo cierto en esta vida es que se tiene una, hablar de otras oportunidades es entrar es especulaciones e incertidumbres. Lo mejor que se puede hacer, entonces, es vivirla de la mejor manera y para ello qué mejor que unos lentes llenos de optimismo y una dosis de seguridad. Después de todo, el escenario es dado, pero la perspectiva desde la cuál es visto es una elección propia.

Le fabuleux destin d’Amélie Poulain

Francia/Alemania 2001

Director: Jean-Pierre Jeunet.

Reparto: Audrey Tautou, Mathieu Kassovitz, Rufus, Yolande Moreau y Arthus De Penguern.

Artículo inicialmente publicado en el periódico estudiantil “La Catarina” de la Universidad de las Américas-Puebla. Derechos Reservados de Carlos Andrés Mendiola H.

3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo